Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Depresión posparto: tratamiento

La depresión posparto es un trastorno grave del estado de ánimo que afecta a muchas mujeres después de tener un bebé. Si usted tiene esta afección, es probable que se sienta extremadamente triste, enojada, ansiosa y cansada. Es posible que llore mucho y tenga problemas para concentrarse. Si no se trata, estos sentimientos pueden hacer que le resulte difícil cuidar de usted y de su bebé. Pero hay ayuda disponible. El tratamiento incluye medicamentos y terapia conversacional.

¿Cómo se trata la depresión posparto?

En general, las opciones de tratamiento para la depresión posparto son las mismas, sea que esté amamantando al bebé o no. Estos son los 2 tipos principales de tratamiento:

  • Medicamentos. Los antidepresivos son el principal tipo de medicamento que se usan para tratar esta afección. Su funcionamiento consiste en equilibrar las sustancias químicas del cerebro que controlan los estados de ánimo. Existen varios tipos de antidepresivos. Cada uno actúa sobre distintas sustancias químicas del cerebro. En algunos casos, es posible que le den más de un medicamento. Avise al proveedor de atención médica si está amamantando. El proveedor puede ayudarla a encontrar el medicamento que sea más adecuado para usted y para su bebé.

  • Terapia conversacional (asesoramiento o psicoterapia). Durante la sesión de terapia, hablará sobre sus sentimientos con un proveedor de salud mental (un terapeuta, asesor, psicólogo o trabajador social). El proveedor puede darle apoyo emocional y ayudarla a aprender maneras de controlar el estrés y la ansiedad. Puede hacerlo en sesiones privadas a solas con el proveedor o puede asistir a una sesión de terapia grupal.

Tres mujeres en un grupo de apoyo.

Podrían usarse los medicamentos o la terapia conversacional o ambos a la vez. Quizás se use solo la terapia conversacional si anteriormente usó antidepresivos y no le sirvieron. Hable de esto con su proveedor de atención médica.

La mayoría de las mujeres sienten una mejoría con estos tratamientos. Estos son otros consejos que puede seguir en su casa para sentirse mejor:

  • Hablar con amigos y miembros de su familia acerca de sus sentimientos.

  • Unirse a un grupo de apoyo para mamás que tuvieron un bebé.

  • Hacer ejercicio suave, como salir a caminar con el bebé en el cochecito.

  • Seguir una dieta saludable.

  • Descansar siempre que pueda, por ejemplo dormir cuando el bebé duerme.

  • Pedir ayuda y aceptarla, ya sea con las comidas, las compras o lavar la ropa.

Medicamentos para mamás que amamantan

La mayoría de las mujeres con depresión posparto toman antidepresivos. Su proveedor de atención médica debe ser quien recete estos medicamentos. Por lo general, es seguro tomarlos, tanto para usted como para su bebé. Avise al proveedor de atención médica si está amamantando. Puede ayudarla a encontrar el medicamento que sea conveniente para usted y para su bebé.

Si la trataron con antidepresivos durante el embarazo, el proveedor quizás le pida que siga usando el mismo medicamento mientras amamanta. Cambiar el medicamento podría provocar riesgos de salud para usted y para su bebé. Hable con su proveedor de atención médica.

Algunos tipos de antidepresivos que se pueden usar para tratar la depresión posparto en mamás que amamantan o no son los siguientes:

  • Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina. Este tipo de medicamentos es el que se usa con más frecuencia. Se los considera seguros para la mamá y para el bebé.

  • Inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina. Estos medicamentos también parecen ser seguros si está amamantando. Pero algunos de estos inhibidores podrían exponer al bebé a más medicamento en la leche materna que otros.

  • Antidepresivos atípicos. Algunos de estos medicamentos son seguros si está amamantando.

  • Benzodiacepinas. Estos medicamentos se usan con frecuencia para tratar la agitación y la ansiedad intensas. Pero algunos no son recomendables si está amamantando.

El proveedor de atención médica la vigilará mientras esté recibiendo tratamiento con medicamentos.

Los antidepresivos pueden tardar unas semanas en comenzar a surtir efecto. Pero si no se siente mejor en unas semanas, llame a su proveedor de atención médica. Juntos pueden decidir si cambiar el medicamento o agregar otro.

Posibles riesgos médicos para los bebés amamantados

Es posible que los antidepresivos lleguen al bebé por la leche materna. Es una cantidad muy baja y se considera segura. Los expertos también señalan que los beneficios generales de amamantar, tanto para la mamá como para el bebé, superan cualquier riesgo menor posible. También es fundamental que una mamá con depresión posparto reciba el medicamento que necesita.

Pero los posibles riesgos del medicamento en la leche materna pueden ser preocupantes en algunos casos, por ejemplo si el bebé:

  • Está enfermo.

  • Tuvo bajo peso al nacer.

  • Nació antes de lo previsto (prematuro).

Si este es su caso, hable con su proveedor de atención médica y con el proveedor de atención médica del bebé sobre las opciones de tratamiento que sean más seguras para usted y para el bebé.

Los bebés amamantados que son saludables por lo general no tienen efectos secundarios de los antidepresivos. Pero podría ocurrir. Hable con su proveedor de atención médica y con el proveedor de su bebé acerca de los efectos secundarios a los que debe estar atenta.

Tratamientos para mamás que no amamantan

Las opciones de tratamiento para la depresión posparto son muy similares para las mujeres que no amamantan. Su proveedor de atención médica la ayudará a encontrar el medicamento más seguro para usted. También es probable que le recomiende combinar los medicamentos y la terapia conversacional.

Los medicamentos que pueden usarse si no está amamantando incluyen los siguientes:

  • Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina

  • Inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina

  • Antidepresivos atípicos

  • Moduladores de la serotonina

Efectos secundarios de los medicamentos en las mamás

Algunos antidepresivos pueden tener efectos secundarios. Por lo general, son a corto plazo (temporales) y desaparecen por sí solos. Pueden incluir los siguientes:

  • Molestias estomacales (náuseas) o vómitos

  • Dificultad para dormir

  • Aumento o pérdida de peso

  • Boca seca

  • Mareos

  • Pérdida del interés en el sexo

  • Diarrea

  • Dolores de cabeza

Si los síntomas no desaparecen o interfieren en sus tareas cotidianas, llame a su proveedor de atención médica. Podría indicarle probar con un medicamento diferente.

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica

Llame al proveedor de atención médica de inmediato si la están tratando por la depresión posparto y le sucede algo de lo siguiente:

  • Tiene efectos secundarios del medicamento que son anormales o intensos.

  • Los efectos secundarios por el medicamento interfieren en sus tareas cotidianas habituales.

Cuándo llamar al 911

Llame al 911 de inmediato si la están tratando por la depresión posparto y le sucede algo de lo siguiente:

  • La depresión empeora.

  • Empieza a tener pensamientos sobre hacerse daño o hacer daño al bebé o a otras personas.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.