Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

La deshidratación y la rehidratación en los niños

Bebé bebiendo agua.

La deshidratación se produce cuando una persona pierde más líquido del que toma. La mayor parte del cuerpo humano consiste en agua, y el organismo necesita conservar un buen balance de líquidos para mantenerse en buena salud. La fiebre, la diarrea, el vómito y el sudor pueden hacer perder mucho líquido. Los niños pequeños y los bebés tienen menos fluidos de reserva, por lo que la deshidratación puede ocurrir muy rápidamente. La deshidratación puede agravarse rápidamente. La rehidratación es el proceso esencial de reintroducir en el cuerpo el líquido perdido para restaurar su funcionamiento normal.

Señales de deshidratación

Detecte estos signos de deshidratación. Especialmente si tiene fiebre, diarrea o vómitos:

  • Tiene la boca seca o tiene mucha sed

  • Moja menos de 6 pañales diarios en un día (bebé) u orina con menos frecuencia (niño)

  • Muestra un comportamiento agitado o nervioso

  • Tiene aspecto muy cansado o débil, o duerme más tiempo

Tratamiento de la deshidratación

Si sospecha que hay deshidratación, llame al proveedor de atención médica. La deshidratación ligera puede tratarse en casa haciendo lo siguiente:

  • Lleve cuenta de la cantidad de líquido que toma el niño y la frecuencia con que orina.

  • Si se trata de un bebé enfermo, amamántelo o dele el biberón más a menudo pero durante menos tiempo.

  • Si el niño tiene vómitos o diarrea, dele 1 a 2 cucharaditas de una solución oral rehidratante cada 10 minutos. Siga dándole la solución rehidratante hasta que el niño pueda beber una mayor cantidad de líquido sin vomitar ni evacuar el intestino.

  • Evite refrescos, té, jugo, caldo o “bebidas para deportistas” como soluciones de electrolito, ya que esto puede agravar los síntomas.

  • No use medicamentos para los vómitos o la diarrea, a menos que su proveedor de atención médica se lo indique.

  • Si el niño no logra retener el líquido que toma y se deshidrata de forma grave, es posible que el proveedor de atención médica decida darle tratamiento en el hospital. Allí, un proveedor de atención médica puede hacer sentir cómodo a su hijo. Le darán líquidos y alimento ya sea por boca o mediante una sonda intravenosa (IV). Se le darán medicamentos para detener temporalmente los vómitos y permitir que su hijo beba líquidos suficientes para mantenerse hidratado.

Cuándo debe buscar atención médica

Busque ayuda médica de inmediato si el niño:

  • Tiene fiebre (consulte el apartado “La fiebre y los niños” a continuación)

  • Si se trata de un bebé: vomita (no solamente escupe) todo lo que come

  • Hace más de 6 horas que no orina, o la orina tiene un color o un olor fuerte

  • No puede tomar ni siquiera pequeñas cantidades de líquido sin vomitar

  • No hay forma de calmarlo, o está muy irritado o inquieto

  • Parece estar anormalmente soñoliento, apático, debilitado o desprovisto de energía

  • Tiene calambres musculares

  • Tiene la piel seca, arrugada o pálida, los ojos hundidos, la boca muy seca o pegajosa, o los labios agrietados

La fiebre y los niños

Use siempre un termómetro digital para tomar la temperatura de su hijo. Nunca use un termómetro de mercurio.

En el caso de bebés y niños pequeños, asegúrese de usar correctamente el termómetro rectal. Un termómetro rectal puede hacer un orificio (perforar) accidentalmente en el recto. También puede transmitir gérmenes de las heces. Siga siempre las instrucciones del fabricante del producto para usarlo adecuadamente. Si no se siente cómodo midiendo la temperatura rectal, use otro método. Cuando hable con el proveedor de atención médica de su hijo, infórmele qué método usó para tomar la temperatura del niño.

A continuación, se presentan algunas pautas relacionadas con la temperatura de la fiebre. La temperatura tomada en el oído no es precisa antes de los 6 meses de edad. No tome la temperatura oral hasta que su hijo tenga, por lo menos, 4 años de edad.

Bebé menor de tres meses:

  • Pregúntele al proveedor de atención médica de su hijo cómo debe tomar la temperatura.

  • Temperatura rectal o en la frente (arteria temporal) de 100,4 °F (38 °C) o más alta, o según lo que le haya indicado su proveedor

  • Temperatura axilar de 99 °F (37.2 °C) o más alta, o según lo que le haya indicado su proveedor

Bebé o niño pequeño de 3 a 36 meses:

  • Temperatura anal, frontal (arteria temporal), o temperatura de oído de 102 °F (38.9 °C) o más alta, o según lo que le haya indicado su proveedor

  • Temperatura axilar de 101 °F (38.3 °C) o más alta, o según lo que le haya indicado su proveedor

Niño de cualquier edad:

  • Picos de fiebre repetidos de 104 °F (40 °C) o más alta, o según lo que le haya indicado su proveedor

  • Fiebre que dura más de 24 horas en un niño menor de 2 años O fiebre persistente durante 3 días en un niño de 2 años o más.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.