Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Insuficiencia cardíaca y depresión

La insuficiencia cardíaca es un problema de salud permanente, es decir, crónico. Tener esta afección no quiere decir que el corazón deja de funcionar. Significa que el corazón no bombea sangre como debería. Esto provoca problemas en muchas partes del cuerpo. Algunas personas presentan más de un problema de salud al mismo tiempo. Si le han diagnosticado insuficiencia cardíaca, es posible que también sufra de depresión.

Si se siente decaído la mayoría de los días o tiene problemas con el sueño o el apetito, puede tener depresión. La depresión es una enfermedad tan real y grave como la insuficiencia cardíaca. Provoca tristeza y desesperanza. Es un obstáculo en su vida y en sus relaciones e incluso afecta su capacidad de pensar y actuar. El tratamiento puede ayudar a mejorar los síntomas. Una vez controlada la depresión, su salud general también puede mejorar.

Mujer hablando con un terapeuta.

Cómo la insuficiencia cardíaca aumenta el riesgo de depresión

Una persona con insuficiencia cardíaca posee un riesgo mayor de sufrir depresión. A su vez, una persona con depresión posee un riesgo mayor de sufrir insuficiencia cardíaca. Cada una de estas enfermedades puede aumentar el riesgo de desarrollar la otra. La relación que existe entre ambas aún no es muy clara. Hacerle frente a una insuficiencia cardíaca puede requerir de mucho esfuerzo, lo que podría afectar cómo se siente. Incluso algunos medicamentos pueden modificar su estado de ánimo. Muchas de las conductas que vienen emparejadas con la depresión, como fumar y beber en exceso, son factores de riesgo de todas las enfermedades cardíacas. En aquellas personas con insuficiencia cardíaca, la depresión puede incluso aumentar el riesgo de tener ataques cardíacos o coágulos de sangre.

Síntomas

Muchos de los síntomas de la insuficiencia cardíaca son similares a los síntomas de la depresión. Puede resultar difícil determinar qué afección los causa. Es normal sentir tristeza o enojo luego de haber sido diagnosticado con insuficiencia cardíaca, pero si estos sentimientos perduran por más de 2 semanas, puede que la causa sea la depresión. Los signos de depresión pueden incluir los siguientes:

  • falta de interés en las actividades;

  • ánimo deprimido o irritabilidad;

  • cambios en los hábitos de sueño;

  • cambios en el apetito;

  • sentimientos de culpa o desesperación;

  • falta de energía;

  • problemas para concentrarse;

  • pensamientos suicidas.

Llame al 911

Si cualquiera de los siguientes síntomas empeora, llame de inmediato a su proveedor de atención médica o al 911 . Pueden ser un signo de insuficiencia cardíaca.

  • Aumento de la dificultad para respirar;

  • aumento repentino de peso;

  • aumento de la tos, de los silbidos al respirar o ambos;

  • dolor de pecho, mareos o confusión;

  • ritmo cardíaco rápido o irregular;

  • empeoramiento de la fatiga y la debilidad;

  • empeoramiento de la hinchazón (edema) en piernas, tobillos y pies.

Diagnóstico de la depresión

No hay una prueba física para detectar la depresión. Sin embargo, si presenta síntomas de depresión la mayor parte del día, todos los días, durante más de 2 semanas, comuníquese con su proveedor de atención médica. Esto es importante especialmente en las siguientes situaciones:

  • Presenta síntomas de depresión que no mejoran.

  • Tiene pensamientos de autolesión o suicidio.

  • Su estado de ánimo afecta su trabajo e intereses y las relaciones con amigos y familiares.

Tratamiento para la insuficiencia cardíaca y la depresión

La depresión es un problema de salud permanente, es decir, crónico. Pero tratar la depresión podrá ayudarlo a sentirse mejor y mejorar su calidad de vida. Hay muchas opciones de tratamientos para reducir los síntomas y ayudarlo a sentirse motivado para mejorar su salud cardíaca. Los síntomas de la depresión pueden desaparecer a medida que se controla la insuficiencia cardíaca. Su proveedor de atención médica colaborará con usted para desarrollar un plan de tratamiento que puede incluir lo siguiente:

  • medicamentos que traten los síntomas de la depresión;

  • terapia verbal (psicoterapia);

  • terapia cognitivo-conductual (CBT, por sus siglas en inglés);

  • apoyo entre pares;

  • actividad física regular;

  • programa de rehabilitación cardíaca.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.